“La mujer que nunca estuvo allí” es un documental que analiza el cruel engaño perpetrado por Tania Head. Seis años después de los atentados del 11S, el New York Times destapó la verdadera historia de esta mujer, de origen español, que se inventó una vida, se hizo pasar por víctima de los atentados y llegó a convertirse en la portavoz oficial de sus familiares.

Robin Gaby Fisher y Angelo J. Guglielmo Jr dirigen este documental en el que víctimas del 11-S, políticos y otras autoridades que tuvieron contacto con Head confiesan la gran decepción que sintieron al enterarse de que su amiga y confidente era, en realidad, un fraude. Tania Head se llama en realidad Alicia Esteve. Su marido no murió en las Torres gemelas porque no estaba casada y utilizó la identidad de una de las víctimas reales de los atentados para hacerse pasar por su esposa. Ella no trabajaba en Merrill Lynch, como afirmaba, ni estuvo en el World Trade Center el 11 de septiembre de 2001. Ni siquiera estaba en Estados Unidos, sino en Barcelona, la ciudad de origen de su padre, un hombre de negocios encarcelado por estafa. Nadie sospechaba nada. Nadie puso en duda el testimonio de Tania. Nadie, hasta que el New York Times publicó la verdad sobre esta mujer en 2007.

Gugliemo, involucrado en la asociación en apoyo a las víctimas fundada por Tania, a quien consideraba su amiga, la encontró sola en su apartamento el día en que el escándalo salió a la luz. Ella estaba llorando, pero no por haber sido descubierta, sino por la “traición” de sus amigos, las víctimas del 11-S, que hablaron con los periodistas sobre la decepción que supuso descubrir que Tania era un fraude.